19, diciembre de 18
En blanco En blanco
I. Ávila y los vettones hace 2500 años
II. Castros vettones más importantes de la provincia de Ávila
III. Toros y verracos emblemáticos
− Ávila capital
− Las Cogotas (Cardeñosa)
− Martiherrero
− La Mesa de Miranda (Chamartín)
− Tornadizos de Ávila
− Toros de Guisando (El Tiemblo)
− Ulaca (Solosancho)
− Villanueva del Campillo
IV. Catálogo de esculturas de la provincia de Ávila
V. Lecturas recomendadas
VI. Exposición Vettonia. Cultura y Naturaleza
VII. Exposición Temporal. El descubrimiento de los Vettones
VIII. Rutas Arqueológicas de los Vettones
IX. Fondos de Escritorio, Vettonia - Cultura y Naturaleza
III. Toros y verracos emblemáticos
Tornadizos de Ávila
Descripción | Fotografías | Fotografías de los Verracos
- Pulse para ampliar esta Fotografía
El arqueólogo Juan Cabré fue el primero en llamar la atención hacia un conjunto de efigies que, en su día, debió ser cosa muy digna de ver. En la dehesa conocida como la "Alameda Alta", en el término municipal de Tornadizos de Ávila, señala la existencia de series de esculturas de toros alineados, en número de más de veinte ejemplares. Comoquiera que los toros de piedra -de la misma manera que los célebres Toros de Guisando- aparecían en pleno campo, lejos de poblados, en fértiles prados, donde pacerían constantemente numerosas cabezas de ganado de cerda y vacuno, y recordando que otras muchas esculturas de la provincia no tenían carácter funerario, lanzó la hipótesis de que se trataba de símbolos relacionados con la protección del ganado, favorecedores de una magia de pastos y, tal vez, de reproducción.
La dehesa se localiza a unos 9 km de Ávila, al sureste de la ciudad. Se conocen exactamente veintidós de estas esculturas, conservándose allí ocho y el resto en la capital. Se ha querido relacionar la zona donde aparecen estos ejemplares con los santuarios europeos de tipo céltico, llamados Viereckschanzen, pero no hay nada seguro en este sentido. Cabré indica que aparecían alineadas, interpretándolas como efigies protectoras del ganado. De todas formas, su elevado número y la variedad morfológica que ostentan los tipos no tiene una explicación inmediata.
- Pulse para ampliar esta Fotografía
Aproximadamente la mitad de los ejemplares del grupo se caracterizan por sus dimensiones pequeñas, en torno a 1 metro de longitud, y sus perfiles rectos y geométricos. En algunos casos ostentan inscripciones latinas y el espacio que existe entre el vientre y el plinto no está calado, habiendo sido interpretados de cronología romana y como parte integrante de monumentos sepulcrales, de forma análoga a las cupae. El dato resulta a todas luces evidente pero sólo afectaría a una parte de las esculturas de la dehesa. En efecto, contamos también con piezas entre 1,50 y 2 metros de longitud, de características estilísticas distintas, que pudieron tener una función diferente a finales de la Edad del Hierro (s. II-I a.C.) hasta imbricarse en la etapa Altoimperial (s. I-II d.C.)
siguiente ...
www.diputacionavila.es | ® Aviso Legal