19, diciembre de 18
En blanco En blanco
I. Ávila y los vettones hace 2500 años
II. Castros vettones más importantes de la provincia de Ávila
III. Toros y verracos emblemáticos
− Ávila capital
− Las Cogotas (Cardeñosa)
− Martiherrero
− La Mesa de Miranda (Chamartín)
− Tornadizos de Ávila
− Toros de Guisando (El Tiemblo)
− Ulaca (Solosancho)
− Villanueva del Campillo
IV. Catálogo de esculturas de la provincia de Ávila
V. Lecturas recomendadas
VI. Exposición Vettonia. Cultura y Naturaleza
VII. Exposición Temporal. El descubrimiento de los Vettones
VIII. Rutas Arqueológicas de los Vettones
IX. Fondos de Escritorio, Vettonia - Cultura y Naturaleza
III. Toros y verracos emblemáticos
Las Cogotas (Cardeñosa)
Descripción | Fotografías | Fotografías de los Verracos
- Pulse para ampliar esta Fotografía
En la excavación del castro prerromano de Las Cogotas a finales de los años 20, Juan Cabré valora el hallazgo, prácticamente in situ, de una escultura completa de jabalí y dos toros en fragmentos. La estatuas, ya conocidas en un breve informe de la Comisión de Monumentos de Ávila de 1876, aparecieron a la izquierda del camino que conducía a la entrada superior del segundo recinto fortificado, a unos 40 metros de distancia y junto a la zona de piedras hincadas.
- Pulse para ampliar esta Fotografía
El jabalí (1,76 m de largo y 1,18 m de alto) tiene un excelente estado de conservación y su cronología puede establecerse en los siglos IV-III a.C. La publicación de la memoria de las excavaciones del castro por Cabré (1930), vino a demostrar la firme correspondencia de una parte de la estatuaria en piedra con los recintos fortificados de la Segunda Edad del Hierro y la riqueza ganadera de estas poblaciones. Éstas últimas presentaban un aspecto no muy diferente al de las estelas de la necrópolis y, recordando que algunos de los verracos conocidos en Ávila ostentaban inscripciones latinas de carácter funerario, excavó los espacios intermedios de las piedras, concluyendo que las esculturas no tenían contexto funerario. Ante este hecho, y dada la lejanía del cementerio del castro del lugar del hallazgo, planteó la hipótesis de que ésta y otras esculturas fueron concebidas por los vettones como símbolos relacionados con la protección del ganado. La escultura de jabalí se conserva hoy en la plaza de Calvo Sotelo en Ávila, junto al Mercado Grande, y uno de los toros puede verse en el almacén visitable de la Iglesia de Santo Tomé el Viejo, junto al Museo. Otras dos esculturas se hallaron recientemente en la zona de las piedras hincadas.
www.diputacionavila.es | ® Aviso Legal